For the ocean

¿Qué se puede hacer?

Man­te­ner lim­pio el acuí­fe­ro
De­te­ner la de­fo­res­ta­ción
Pro­te­ger la sel­va tro­pi­cal
Pro­te­ger el océano

Acuer­dos de ho­nor
No hay pla­ne­ta B

Cui­dar de todo
O per­der­lo todo

Cuidado - Actuar - ¡Ahora!

Page path:

La destrucción de los selvas tropicales acelera el crecimiento de algas

Flows - todo está interconectado

Ya sea en algún lugar de Alemania, México o Brasil, ¡podemos hacer algo para hacer de este mundo un lugar mejor!

El Río Negro y el Amazonas se unen en Manaus, Brasil. El Amazonas está rodeado de selvas tropicales, las más grandes del mundo. Almacenan carbono, indispensable en la crisis climática. Son el hogar de al menos el 10% de la biodiversidad del mundo.

El bosque se corta, se quema y se desbroza para su uso en la agricultura, la ganadería y el pastoreo. La capa superior del suelo es arrastrada por los campos, los nutrientes llegan al Amazonas. La corriente fluye 6.400 km hacia el océano y drena así la mitad del continente hacia el Atlántico.

La carga de nutrientes hace que el crecimiento de algas explote en el Caribe y el Océano Atlántico. Una invasión de las algas sargazo, el cinturón de algas, se extiende a lo largo de más de 8.000 kilómetros.

Las algas sargazo en descomposición consumen el oxígeno del mar y producen zonas mortales. La vida en el mar sufre por ello. Las algas sargazo también son arrastradas a las playas de México y cubren los sitios de anidación de las tortugas, que ya no pueden desovar allí. No hay huevos, no hay tortuguitas.

Las algas en descomposición liberan toxinas y nutrientes. Esto destruye los arrecifes de coral y mata las algas marinas. Los efectos de la deforestación afectan a miles de kilómetros desde el Amazonas hasta la península de Yucatán en México.

Uso sostenible de la biomasa de algas en el Caribe

Una vez que los millones de toneladas de sargazo llegan a las costas del Caribe, la solución del problema se complica aún más. Mezclado con arena, el material es difícil de manejar. Pero quizás los enfoques para pescar los desechos plásticos del mar ofrecen pistas sobre cómo podríamos aprovechar las enormes cantidades de biomasa de algas sargazo. Como materia prima para fábricas flotantes, por ejemplo, para la generación de energía o biopolímeros. Seguramente esto sería mejor que cubrir las aguas costeras con granjas de algas a gran escala para cultivar los combustibles del futuro allí industrialmente y a expensas de estas mismas granjas.

La implementación de este enfoque seguirá requiriendo algo más de investigación y experimentación, para lo cual utilizaremos las donaciones.

Nuestras cuentas:

M.M.War­burg & Co.

Light­hou­se Foun­da­ti­on

IBAN DE65 2012 0100 1004  4798 88

BIC: WBW­C­DEHH

Proyectos relacionados