Test Design Lighthouse


El borde costero de la Patagonia chilena

Desarrollo sostenible y conservación de la naturaleza en el litoral

La Patagonia chilena, que se extiende aproximadamente entre los 41 y los 56 grados de latitud sur, es una inmensa bioregión que presenta una geografía enormemente creativa, que redunda en una gran diversidad de paisajes, climas y ecosistemas: desde las pampas patagónicas, al este, pasando por las montañas, los fiordos, los canales y las islas, que causan la inmersión parcial de la cordillera de los Andes en el océano Pacífico, al oeste.

 

Sin duda, existe un “denominador común” que caracteriza toda la Patagonia: sus bordes costeros, es decir, el litoral continental más las costas de sus numerosos fiordos, penínsulas y miles de islas. Las aguas de los fiordos y de entre las penínsulas e islas tienen diferentes grados de salinidad que las del océano abierto, lo que propicia una mayor diversidad de nichos ecológicos para el desarrollo de una diversidad más amplia de especies. Por este motivo, todas las aguas oceánicas de la Patagonia poseen una abundante flora y fauna marina muy diversa y extremadamente rica, incluidas diferentes especies de ballenas y delfines.

 

La Patagonia se caracteriza por una gran riqueza de agua dulce.

La Patagonia también se caracteriza por una gran riqueza de agua dulce en la mayor parte de su territorio, que ha dado forma a importantes macro y microcuencas y a numerosos ríos, lagos, glaciares y tres extensos campos de hielo (cerca de 17.000 km2), los únicos restos continentales de la última glaciación, una de las reservas más grandes de agua potable pura del hemisferio sur y una de las más grandes del planeta. Asimismo, el “Río Baker”, en la Patagonia, es el más grande de Chile, y el “Lago General Carrera” es el más extenso del país. Geográfica y ecológicamente, las características descritas anteriormente brindan a la Patagonia una fuerte identidad marina y acuática, que ha sido reforzada más aún por el hecho de que la colonización moderna tuvo lugar a través del océano.

 

El aislamiento geográfico de la Patagonia ha contribuido a que, hasta hace bastante poco, se haya mantenido relativamente apartada del desarrollo industrial acelerado de las demás regiones de Chile, basadas en la explotación y el procesamiento primario de materias primas y recursos naturales. En consecuencia, la Patagonia no ha sido expuesta a muchos de los graves impactos negativos generados por el modo de desarrollo de la zona central de Chile, atrapada desde los tiempos coloniales en una fase productiva primaria (digamos “primitiva”).

 

A pesar del destacado valor cultural y medioambiental, internacionalmente reconocido,  de la Patagonia, hoy en día es el punto de mira de compañías transnacionales para la implementación de megaproyectos industriales: cultivo de salmón a gran escala, instalaciones hidroeléctricas de gran magnitud, explotación minera, plantaciones y otros. Por consiguiente, existe la urgente necesidad de desarrollo, por fases, de una intensiva agenda de trabajo preventivo y centralizado, que necesariamente debe coordinarse entre todas las ONG regionales, nacionales e internacionales impulsadas por la defensa medioambiental de la Patagonia para conseguir, a medio y largo plazo, evitar la implementación de proyectos destructivos y para debatir, diseñar y promocionar alternativas económicas sostenibles.

 

Qué se ha logrado

Torres del Paine

Los resultados del proyecto son la recogida, la recopilación y el análisis de información sobre los ecosistemas marinos y costeros de la Patagonia, así como sobre la biodiversidad, las amenazas industriales, las iniciativas de protección medioambiental y el potencial de alternativas económicas, como el ecoturismo.

 

La conclusión de este proyecto se documentó mediante la elaboración de la información para la web www.ecosistemas.cl, así como la recopilación de la información en un breve estudio. También se desarrollaron estrategias y campañas respetuosas con el medio ambiente para fomentar la conciencia ecológica entre la opinión pública.

 

Con ello se ha establecido la base para coordinar la alianza de personas y organizaciones a nivel regional, nacional e internacional en favor de una protección ambiental previsora de la costa patagónica.

 

Con la recopilación de todos los datos en una base de datos, se ha contribuido a mejorar las posibilidades y la comunicación interna de organizaciones regionales, especialmente en los ámbitos de las estrategias respetuosas con el medio ambiente y de la adquisición de medios.

 

La base de datos contiene información sobre personas y organizaciones, una guía de contactos con la prensa local y nacional, ofrece datos sobre los parlamentarios (senadores y diputados), las organizaciones gubernamentales a escala nacional y regional, así como sobre técnicos independientes. La base de datos tiene actualmente 2.800 registros y se actualiza continuamente. Como parte del trabajo de colaboración, se ha facilitado a otras organizaciones el acceso a la base de datos.

 

Desarrollo de estudios

Un objetivo del proyecto era la recopilación de información general sobre la Patagonia chilena. Este estudio se llevó a cabo en varias fases:

- Recogida de las informaciones sobre la costa patagónica, atendiendo a aspectos económicos, sociales y ecológicos.

- Estructuración de la información relevante, para hacerla más útil mediante una agrupación temática comprensible.

- Elaboración de un estudio que refleje la situación económica, social, político-administrativa y ecológica de la Patagonia.

 

El estudio ofrece una perspectiva general sobre la costa patagónica como ecosistema, su contexto histórico y su cultura. Se representa el espacio natural de la Patagonia chilena como parte del territorio nacional chileno, haciendo referencia a su conservación, actividades económicas y posibles amenazas. Además, durante las jornadas y los seminarios organizados por el proyecto se realizaron entrevistas con los participantes que se reproducen en el estudio. Una amplia bibliografía reúne los conocimientos disponibles hasta ahora. La publicación del estudio está prevista para mediados del 2007.

 

Al principio

El equipo

El equipo que desarrolla el “Proyecto del borde costero de la Patagonia chilena – Desarrollo sostenible y conservación de la naturaleza en el litoral patagónico”, una iniciativa de hace un año cofinanciada por la Lighthouse Foundation y la Marisla Foundation de California, EE.UU., se formó en el año 2001 con el nombre de “Alianza Aysén Reserva de Vida” con el objetivo de coordinar la oposición regional, nacional e internacional al proyecto Alumysa, un fundidor de aluminio que una compañía minera canadiense tenía la intención de construir en el corazón de la Patagonia.

 

Después de tres años de intenso trabajo focalizado en la oposición a Alumysa, el proyecto del fundidor fue suspendido y ahora el mismo grupo, con el nombre de Ecosistemas, está desarrollando un trabajo preventivo para la defensa medioambiental de la Patagonia, en base a la experiencia adquirida. Los miembros de la Alianza cultivaron estrechas relaciones laborales con las organizaciones locales, los líderes medioambientales, así como los representantes de diferentes entidades de los sectores privados y públicos de la Patagonia.