Test Design Lighthouse


GAME - programa internacional

GAME es un programa internacional de formación e investigación en cuyo marco se realizan estudios sobre una problemática ecológica diferente cada año. Estos estudios se llevan a cabo simultáneamente en hasta nueve lugares costeros de los hemisferios sur y norte y los trabajos prácticos son realizados por los participantes bajo la dirección de científicos locales.

 

GAME coopera con 31 instituciones de investigación marina de los cinco continentes. El programa tiene su sede en el instituto GEOMAR (antiguo IFM-GEOMAR) de Kiel, donde fue creado por el Prof. Dr. Martin Wahl en el año 2002.

 

El tema del 2011 (GAME IX) ha estado dedicado a los patrones de distribución de especies marinas. Las zonas marinas de latitudes diferentes se diferencian fuertemente entre sí en cuanto a la continuidad con la que se dispone en ellas de energía para los procesos vitales. Los sistemas situados en latitudes altas experimentan fuertes variaciones de la disponibilidad de luz solar y nutrientes a lo largo del año . Esto tiene consecuencias, en primer lugar, para los productores primarios, pero, más allá de las cascadas tróficas, influye también en otros organismos heterotróficos que no están en condiciones de evitar la escasez de alimentos mediante migraciones. Así, en las zonas templadas y frías del planeta se experimenta un evidente mínimo invernal de la abundancia de fitoplancton, pero también de micro y macroalgas bénticas.

 

Por el contrario, los hábitats en las zonas tropicales y subtropicales presentan condiciones mucho más constantes. Allí solo hay leves variaciones anuales en la intensidad de la radiación solar y la concentración de nutrientes, con frecuencia y por periodos largos también permanece baja (en regiones oligotróficas) o alta (en regiones de surgencia).

 

Por lo general, se da por hecho que, en el transcurso de los periodos evolutivos, las plantas y animales se han adaptado a las condiciones predominantes y que estas adaptaciones determinan también sus amplios patrones de distribución. En consecuencia, los organismos marinos bénticos, como microalgas e invertebrados, de las zonas templadas pueden aprovechar mejor los fluctuantes recursos que las especies similares de las zonas tropicales. Sin embargo, hasta ahora no existen pruebas empíricas que prueben esta hipótesis. Por lo tanto, en el próximo proyecto GAME queremos investigar, con ayuda de comparaciones globales, si los organismos marinos de diversas latitudes se diferencian en general en su capacidad de vivir con una disponibilidad de recursos constante o variable. En todos los institutos participantes se mantendrán, para tal fin, macroalgas y organismos filtradores típicos de la zona, como conchas y balanos, en condiciones constantes o variables de luz, nutrientes o alimentos. La cantidad de energía o de nutrientes disponible durante un determinado periodo será la misma para todos los grupos experimentales.

 

En el marco de este planteamiento, las tasas de crecimiento, el peso corporal o las tasas de mortalidad de los diferentes organismos nos servirán como variables de respuesta. Por ejemplo, la relación de las tasas de crecimiento en condiciones constantes de disponibilidad de alimentos con respecto a las que están sometidas a condiciones variables, arroja una medida directa sobre la capacidad de un organismo de adaptarse a condiciones medioambientales variables. Estos valores se pueden comparar incluso entre diferentes especies o sistemas y pueden estar en correlación con las latitudes geográficas.