Test Design Lighthouse


Malasia: a pesar de la prohibición, la pesca con dinamita se sigue practicando

Además de su inmensa biodiversidad, los arrecifes de coral tienen también un gran valor para la pesca, la protección de la costa y el turismo. Pero estos valores están en serio peligro. Los científicos calculan que el 19 por ciento de los arrecifes ya han sido destruidos y otro 35 por ciento podría desaparecer hasta el 2050, también debido a la pesca con dinamita aún extendida.

 

El Parque Marino Tun Sakaran fue creado en el 2004 en virtud de sus extraordinarias características naturales y de su biodiversidad. Durante muchos años, los pescadores pescaban con dinamita en esta zona. A pesar de la amenaza de multas y penas de cárcel altas y del elevado riesgo de lesiones personales, éste método de "pesca" era popular, por ser rápido, relativamente sencillo y conllevar una buena captura. Todavía se trabaja con dinamita en la zona protegida. Para no ser descubiertos o detenidos los pescadores actúan con astucia.

 

Cuando un explosivo es detonado, se destruyen por completo los corales y con ello los lugares de refugio y de alimentación de los peces y de muchos otros organismos. Muchos de los arrecifes afectados no podrán recuperarse nunca. Esto afecta también a los pescadores que pescan con responsabilidad, los cuales dependen de arrecifes intactos y saludables para obtener su sustento y cubrir sus necesidades diarias. La pesca con dinamita reduce el valor ecológico de los arrecifes, incluso los destruye y perjudica permanentemente la diversidad biológica con consecuencias de gran alcance, también para el turismo y la economía local.

 

Los marcos son prefabricados en el taller
Los submarinistas colocan un marco de coral sobre un arrecife destruido

Marcando la diferencia

El objetivo del proyecto es terminar con el uso de la dinamita en la pesca y prestar una contribución concreta en la recuperación de los arrecifes de coral que ya han sido afectados o destruidos. A esto se unen actividades educativas, una mejor aplicación de las leyes existentes y la participación de la población.

 

Con frecuencia, los efectos a largo plazo de la pesca con dinamita no se valoran suficientemente y la gente de la región da por sentado que el mar y los arrecifes continuarán proporcionando el sustento diario. Los componentes de asesoría y sensibilización del proyecto se concentrarán en la transferencia de conocimientos y en hacer visible el impacto de la pesca con dinamita en la diversidad de las especies, el aseguramiento de las fuentes de alimentos y el desarrollo económico. El proyecto se servirá también de instrumentos técnicos, entre ellos un sistema de protección de arrecifes para registrar detonaciones e iniciar amplias medidas. Actualmente se está colaborando con los organismos competentes para mejorar la vigilancia y perseguir con éxito a aquellos que pescan con dinamita.

 

Protección de arrecifes a través de acciones

Una reparación a gran escala del arrecife es muy difícil y costosa, pero incluso pequeños pasos pueden iniciar un cambio hacia la mejoría. La Marine Conservation Society y Sabah Parks señalan una vía para ello con "Protección de la naturaleza en acción" en diferentes lugares en el Parque Marino mediante los llamados "marcos de corales". Los modelos para estas estructuras, desarrolladas especialmente, provienen de las Maldivas y allí han sido ya probadas y utilizadas con éxito. Están hechas con acero de construcción, en su mayor parte disponible localmente y fácil de manejar, incluso bajo el agua. Gracias a su forma, los marcos se posan de manera estable sobre el fondo marino y el agua puede fluir a través de ellos. Debido a que los corales crecen y se extienden sobre el marco, este ofrece nuevos puntos de encuentro y escondites para los peces.

 

En junio de 2011 se comenzará con el desarrollo del proyecto. Se escogieron y estudiaron en detalle zonas adecuadas de los arrecifes, para documentar el estado en que se encuentran y poder comprobar cambios futuros. Con esta finalidad se elaboró un concepto de vigilancia especial. Antes de que en 2011 se colocaran 70 marcos en dos arrecifes como demostración, se había formado a los empleados y practicado la técnica de fabricación y la acción bajo el agua. Estos trabajos deberán ser realizados en el futuro por pescadores de la región. Para esto han recibido formación y se les pagará un salario diario.

 

Se debatió ampliamente sobre un plan de acción que documente las detonaciones que se siguen produciendo e inicie medidas en contra. Entre tanto, este plan ya existe y debe ponerse en funcionamiento en el año 2012. El programa educativo, por medio del cual los pescadores de la región deben recibir información sobre las consecuencias de la pesca destructiva, ya ha sido elaborado y se encuentra en una fase de revisión final, de tal forma que puede ser aplicado en la primavera de 2012.