Test Design Lighthouse


Ecuador: Modelo de pesca artesanal sostenible

Optimización de métodos de pesca artesanal y organización de un sistema comercial justo

Socio: Corporación Instituto NAZCA de Investigaciones Marinas, Ecuador

Participantes: pescadores costeros de los pueblos de la provincia de Esmeraldas

Ecológia: recuperación y protección de las poblaciones de peces

Economía: desarrollo de directivas de certificación para pesca artesanal sostenible

Social: mejoramiento de la atención médica, de las oportunidades educativas y de la infraestructura

Medidas:

  • Análisis de las directivas sobre pesca sostenible ya establecidas
  • Inventario biológico de las especies de peces de importancia comercial
  • Identificación de métodos de pesca destructivos
  • Desarrollo e implementación de métodos y técnicas de pesca respetuosos del medio ambiente
  • Seminarios, talleres y asambleas sobre temas marítimos y economía
  • Mejoramiento de la infraestructura para la navegación y el procesamiento de pescado
  • Implementación de un sistema interno de control, así como de un modelo justo de ventas
  • Incremento de la seguridad laboral en el mar

La certificación como fundamento de la producción sostenible

La certificación de una pesca responsable es, a futuro, uno de los instrumentos más importantes de la gestión pesquera. La certificación tiene como objetivo la producción y la comercialización del pescado de forma ecológica y socialmente aceptable.

 

Hasta el momento, aproximadamente el 6% del pescado procedente de la pesca marítima y destinado al consumo humano está certificado mediante sistemas de certificación, tales como, por ejemplo, NATURLAND e.V. o MARINE STEWARDSHIP COUNCIL (MSC), pero dicho pescado procede casi exclusivamente de pesquerías de países industrializados. En comparación con ello, la llamada pesca artesanal, llevada a cabo ante todo en países del sur con medios rudimentarios, tiene hasta el momento una representación muy baja. Según estimaciones de la FAO, la pesca procedente de la pesca artesanal representa un 45% de las capturas globales y los esfuerzos en torno a la certificación de la pesca procedente de ese sector significan un paso importante.

 

Actualmente no existen estándares laborales o directivas, ni tampoco sistemas de negocios y ventas que tomen en consideración las características especiales de la pesca artesanal en los países en vías de desarrollo. Procesos de trabajo más eficientes, procesos de venta y procesamiento estandarizados y la construcción de una infraestructura profesional, reducirían los costos operacionales y aumentarían el valor de las capturas. Debido a los deficientes estándares higiénicos en las embarcaciones y en los puertos de origen, no existe la posibilidad, por ejemplo, de vender el pescado directamente a restaurantes de categoría.

 

El proyecto “modelo de pesca artesanal sostenible” debe iniciar un proceso de desarollo, del que resulte a largo plazo un mejoramiento de las condiciones de vida de los pescadores artesanales de la provincia ecuatoriana de Esmeraldas. Al mismo tiempo, y gracias a los nuevos métodos de pesca y a las nuevas medidas laborales desarrollados e implementados, se logra un aprovechamiento sostenible de las poblaciones de peces severamente explotadas, y con ello su protección. Las directivas ejemplares desarrolladas por este proyecto para una pesca artesanal justa y responsable, toman en consideración las particularidades en los países en desarrollo y serán aplicables también en otros pueblos costeros de Ecuador.

 

 

Los pescadores

Cabo San Francisco, pueblo en que se desarrolla el proyecto

El proyecto trabaja conjuntamente con pescadores de pequeñas pesquerías artesanales de los pueblos de Galera, Estero de Plátano, Quinge, Tongora, Tongorachi y Cabo San Francisco.

 

Debido a la escasez de otras fuentes de ingreso, la pesca adquiere una mayor relevancia en toda la región del proyecto, desde Galera al norte, hasta Cabo San Francisco en el sur. Galera y Cabo San Francisco son los pueblos pesqueros más importantes en la zona. En Galera, un 90% de la población masculina que trabaja se dedica a la pesca y hay 40 embarcaciones motorizadas de fibra de vidrio. Estos pescadores capturan mayormente especies de alta mar, como por ejemplo pez espada (xiphiidae), pez vela y marlín (istiophoridae), entre los que se cuentan los famosos marlínes azules, y dorado (coryphaena hippurus).

 

La pesca artesanal representa la principal fuente de ingresos de la comunidad en Cabo San Francisco. Allí hay 30 embarcaciones motorizadas de fibra de vidrio, con las cuales los pescadores capturan principalmente las tres especies más importantes desde el punto de vista económico: corvina de roca (brotula carkae), pargo (lutjanus) y dorado (Coryphaena hippurus). En Estero de Plátano y Quingue hay, respectivamente, una y tres embarcaciones motorizadas de fibra de vidrio.

 

En una embarcación faenan tres pescadores: un capitán, quien se encarga de la navegación y asume toda la responsabilidad y dos personas responsables de que la faena transcurra sin dificultades. En la zona del proyecto hay en total 74 embarcaciones de fibra de vidrio, con las cuales trabajan 222 pescadores.

 

Otro grupo objetivo del proyecto son los pescadores de langostas que viven en la zona del proyecto, quienes capturan con redes la “langosta verde” (panulirus gracilis). En una embarcación langostera (principalmente hecha de madera y sin motor fuera de borda) faenan dos pescadores. En Galera hay doce embarcaciones, en Estero de Plátano una, en Tongora seis, en Tongorachi cuatro y en Cabo San Francisco quince.

 

 

La región

Cabo San Francisco, pueblo en que se desarrolla el proyecto
Pescadores de Galera, una vez concluída la jornada.

Los pueblos incluidos en el proyecto, Galera, Estero de Plátano, Quingue, Tongora, Tongorachi y Cabo San Francisco, se ubican en el sur de Esmeraldas, la provincia costera más al norte de Ecuador. La provincia Esmeraldas, con su capital del mismo nombre, es la más pobre de las provincias costeras de Ecuador.

 

El 58% de la población vive en situación de pobreza y la tasa de analfabetismo es del 13%. La pesca representa la tercera fuente de ingresos más importante, después de la agricultura y el turismo.

 

El clima de Ecuador se caracteriza por temporadas de lluvia y sequía, las cuales varían en el tiempo según la región geográfica. Temperaturas tropicales con radiación solar intensiva y una humedad atmosférica alta, caracterizan el clima de la provincia Esmeraldas. La corriente tropical del Golfo de Panamá influye en las áreas marítimas del norte de Ecuador, por lo que estas aguas se caracterizan por las altas temperaturas y la baja salinidad. La flora y la fauna representan el ecosistema tropical del pacífico oriental. La temperatura promedio anual del aire es de 29 °C y la del agua 26 °C.

 

Las costas de la provincia Esmeraldas gozan de una gran diversidad: hay playas de arena, estuarios, acantilados, manglares, rocas subacuáticas y formaciones coralinas. Esta variedad de habitáts marinos trae consigo una multitud de especies. En la parte sur de la provincia existen zonas costeras que descienden abruptamente al mar. El mar alcanza profundidades de hasta 500 m apenas a 18 km de la costa. Por esta razón, los pescadores pueden capturar, además de peces típicos de las aguas costeras, también especies propias de alta mar.

 

En los pueblos en los que se realiza el proyecto viven aproximadamente 4.500 personas. Estos pueblos están caracterizados por una infraestructura sencilla. Normalmente están atravezados por una única calle sin asfaltar y sin aceras. La pobreza es muy significativa en todos estos pueblos: en promedio, un 71% de la población vive en hogares que carecen de las más elementales instalaciones higiénicas y sanitarias. Los servicios de agua potable, electricidad, teléfono son inexistentes o muy deficientes. Lo mismo ocurre con los sistemas de alcantarillado y el servicio de recogida de basura a cargo del Estado.

 

Una carretera asfaltada sustituye desde 2005 a la antigua vía de gravilla, reduciendo así el otrora dificultoso recorrido entre Galera y Tonchigüe. Tonchigüe es el pueblo grande más próximo y está situado al noroeste de la zona del proyecto. Existe la posibilidad de comprar allí importantes alimentos básicos, como por ejemplo arroz, verdura o frutas, y bienes de consumo. Poco después de Galera termina el asfaltado, de tal manera que es díficil acceder a los pueblos de Galerita, Estero de Plátano, San José, Quingue, Caimito, El Progreso, Tongora, Tongorachi y Cabo San Francisco, sobre todo en la temporada de lluvias (de diciembre hasta abril o mayo).

 

 

Socio del proyecto:

 

Corporación Instituto NAZCA de Investigaciones Marinas, Ecuador

Directora: Soledad Luna

Dirección: Yugoeslavia N33 - 96 y Rumipamba, Quito, Ecuador

Teléfono/Fax: 00593 2 22 47 935

 

 

 

 

 

Al principio

Socio del proyecto:

Instituto Nazca

 

LF-Explorer:

Pesca sostenible

 

LF-Maproom:

El océano Pacífico

El proyecto trabaja conjuntamente con pescadores de los pueblos de Galera, Estero de Plátano, Quinge, Tongora, Tongorachi y Cabo San Francisco.